JUNGLEPUSSY @ MISCELÁNEA GALLERY

The COÑOJUNGLA (Junglepussy) collective was born in the early 2017, thanks to the union of ESDOS
(second alterego by the artist Grip Face) and ANAPURNA (an hybrid artist among comic, illustration and artistic drawing). The empathy for the primary graphics, urban pantones and new ways of understanding drawing, the generational backround of a shared aesthetic and visual education, the animosity towards the perverse mechanism of neoliberalism, the contempt for the indelible mark of humanity and the animalistic artivism are some of the points where these two graphic artists meet. Their wor fluctuates between screens, cellulose, concrete, installation and any and susceptible of becoming an artistic ring.

This is their first exhibition together at Miscelánea Gallery in Barcelona, November 2017.

El colectivo COÑOJUNGLA nace al inicio de 2017, a partir de la unión de ESDOS (segundo alterego del artista Grip Face) y ANAPURNA (dibujante híbrida entre el comic, la ilustración y el dibujo artístico). La empatía por la gráfica primaria, las pantoneras urbanas y las nuevas formas de entender el dibujo, el backround generacional de una educación estética y visual compartida, la animadversión hacia la los mecanismos perversos del neoliberalismo, el desprecio por la imborrable huella del ser humano y el artivismo animalista son algunos de los puntos donde estos dos grafistas se encuentran. Su trabajo fluctúa entre la pantalla, la celulosa, el hormigón, la instalación y cualquier terreno susceptible de convertirse en un ringartístico.

Ésta es su primera exposición juntos en la galería Miscelánea de Barcelona, en noviembre de 2017.


COÑOJUNGLA es una expresión utilizada por ambos artistas como lamento ante su tiempo; una era saturada de frustración hacia una sociedad en pleno declive, repleta de una urgente necesidad de conciencia colectiva frente a un planeta que no cuenta con la capacidad de resistir tanta incompetencia humana. El futuro se percibe ahora como un laberinto incierto, muchas veces a contracorriente del renacimiento de nuestras perennes miserias. La propuesta del colectivo nos revela tanto el presente como un certero porvenir, y el espacio expositivo se tranforma en un territorio difícil en el que el espectador, por su propia condición de ser humano, no deja de ser un impedimento a la vez que la única solución. Pero ‘COÑOJUNGLA’ sigue siendo un juramento cuyo optimismo se deja entrever gracias a la presencia del juego: un laberinto de banderas para esquivar y una narración ilustrada con colores que, contrastando con una gráfica agridulce, nos deja un buen sabor de boca.